4rodes-logo-white.png

Sancionan al Voltregà por abandonar la pista tras recibir una agresión

Continua la indiferencia de la FCP frente a las agresiones en el hockey patines

Hace ya unas semanas en el encuentro de Nacional Catalana entre el Piera y el filial del Voltregà, David Martí recibió una agresión que le obligó a trasladarse al hospital. En el parte médico cuatro dientes afectados y 17 puntos recibidos. En ese momento sus compañeros del Voltregà decidieron abandonar la pista. Ambos clubes presentes condenaron los hechos y la FCP (Federació Catalana de Patinatge) parecía estar reflexionando al fin sobre este tipo de actos, promocionando el juego limpio.


La FCP tenía la oportunidad perfecta de cambiar su rumbo frente a las agresiones. Solo 10 partidos le cayeron al jugador de las filas del Arenys de Mar que en un partido de Tercera Catalana mandó al quirófano a un rival. En esta ocasión la decisión parece aún más surrealista. Por abandonar la pista antes de que el partido hubiera finalizado se sanciona al Voltregà con una derrota por 10-0 en dicho enfrentamiento, la perdida de los puntos del encuentro y la retirada de un punto más.

Hemos llegado a un punto en el que ya no solo se sanciona al agresor, también al agredido. Y en el caso del que hace la acción cada vez la pena es con menos fuerza. Me gustaría recuperar unas palabras que firmé el pasado 17 de enero: “Manga ancha con las agresiones pero casco obligatorio. Parece que este es el rumbo que ha cogido un sector de nuestro deporte: Proteger de los golpes involuntarios pero no de los voluntarios. Es nefasto ver como por llevar a un jugador al quirófano solo te sancionen con diez partidos. Lo siguiente será hacernos pensar que la culpa es del agredido por no llevar el dichoso casco. La prioridad para garantizar la seguridad de nuestros jugadores pasa por educar y condenar, no dar la estocada al hockey patines.




130142249_4519762128147152_7955907667911
Unknown.jpeg