4rodes-logo-white.png

La aventura olímpica del 92


Nostalgia, añoranza, melancolía, son sentimientos que se ven reflejados en los amantes del hockey patines, cuando recordamos aquellas olimpiadas de Barcelona 92’, donde el mundo entero fue testigo y pudo disfrutar lo que nosotros disfrutamos cada semana, del hockey patines.


El hockey, disfrutó de 12 días de alta competición, en los que los 12 países, y un total de 120 jugadores participantes se dejaron la piel regalando al público un verdadero espectáculo sobre patines. Sintiendo esta seguramente la sensación más satisfactoria y gratificante para un deportista de élite, representar y darlo todo por el país que te ha ayudado a estar aquí, junto a tus compañeros en la pista, mirar a la grada y ver a un gran número de incondicionales compatriotas que han recorrido innumerables kilómetros para poder apoyarte mientras haces lo que más te gusta, jugar al hockey patines.


El conjunto español, impuso con autoridad su superioridad respecto a los otros equipos del Grupo B, quedando así invictos, y siendo el máximo goleador de su respectivo grupo. Este grupo estaba formado por: Brasil, Países Bajos, Alemania, Angola y Australia.


A semifinales, se clasificaron los tres primero clasificados de los grupos A y B, donde España realmente tuvo que sudar la camiseta para clasificarse a la gran final. Por parte del Grupo A se clasificaron: Argentina, Portugal e Italia, y por parte del Grupo B, se clasificaron España, Brasil y Holanda. España se clasificó a la final como primera de grupo, donde llegó sin perder ningún partido y con un parcial de 64 goles a favor y solo 12 goles en contra, unas cifras de escándalo, que le dan el papel de favorito en la gran final contra Argentina.


El escenario era idílico; 7 de agosto, y un Palau Blaugrana a rebosar de gente, un ambiente merecedor de una final olímpica. Argentina derrotó a España por 6-8, en uno de los partidos que bien seguro, quedarán para la historia del hockey patines. Los jugadores españoles estuvieron a una prórroga de alcanzar la máxima hazaña para un deportista hacerse con el oro olímpico. En frio, los jugadores españoles reconocieron sentirse orgullosos de poder contribuir con el largo medallero español en esas olimpiadas.

Pese al éxito cosechado en Barcelona 92’ una pregunta repetida entre los amantes del hockey patines es: “¿Por qué el hockey aún no es olímpico?”. Uno de los principales argumentos para responder esta incómoda pregunta es la exigencia de la carta olímpica. Según una normativa del COI, cualquier deporte para ser inscrito, ha de ser practicado en un mínimo de 75 países y 4 continentes en los hombres, y 40 países y 3 continentes en las mujeres.


Mónica Balcells, presidenta del Reus deportiu, asegura que hay miembros del COI, que no conocen nuestro deporte. El presidente de la RFEP, Carmelo Paniagua también habló al respecto, y afirmó que si no lo consiguió Samaranch, quien fue jugador, seleccionador de la selección española y máximo dirigente del COI, sería muy difícil de conseguirlo ahora, y entiende que para el COI, hay especialidades más atractivas que la nuestra.

Ya solo cabe decir, que para nosotros, independientemente del resultado, sería un orgullo, y una sensación tremendamente satisfactoria poder volver a disfrutar viendo encender una antorcha olímpica y decir: “nosotros también formamos parte de esto”.




FOTO: DIARIO DE CUYO


130142249_4519762128147152_7955907667911