4rodes-logo-white.png

Especialistas en protectores bucales

El sueño de un Mundial que se convirtió en pesadilla - Opinión

El 10/11/2022 pasará a la historia del hockey español como un día triste. Ayer los versos de Federico García Lorca retumbaban en mi mente: “¡Que no quiero verla!; Que mi recuerdo se quema”. Tristes, acongojados, incrédulos, así nos quedamos todos los seguidores de la selección. Tras una jornada de reflexión de un día me he dispuesto a expresar mis sentimientos y pensamientos sobre este fatídico jueves negro.

A España le faltó sangre, garra, lucha, carácter, identidad y fuerza, todo aquello que le sobró al resto de combinados. Hemos sido eliminados de forma justa y por mérito propio. “En marcha hijos de la Patria; Ha llegado el día de la gloria” exclama el himno nacional de Francia, y así ocurrió ayer. Una selección sin la infraestructura ni la calidad de la española se paseó por nuestro área con sed de victoria. La sed, llegó tarde a la casa de la roja, en cinco minutos no se gana un partido.

Quien diga que no fue un fracaso miente. Muchos de los que vimos el partido no conocíamos esta sensación. Si han aguantado hasta esta frase del artículo tratando de que busque un culpable, pueden abandonar mi web, no he venido a esto. Absolutamente todos los que han viajado con el combinado español a San Juan saben infinitamente más que yo de hockey, pero si de algo no hay duda es de que los engranajes de esta gran máquina no estaban preparados para funcionar.

Por virtud o por desgracia este batacazo tendrá menos repercusión que si se hubiese dado en otras ediciones. Muchos siguen sin saber qué es lo que ha pasado con nuestra selección y continuan alucinando con que en el tenis de dobles los márgenes de la pista no son out, o que en el balonmano no se puede entrar en el área. Así es nuestro deporte en estos días, irrelevante e insignificante hasta cuando nuestra selección busca su decimoctavo título mundial.

Seguiré amando y apoyando a este deporte y a esta selección. Aplaudiré y animaré a sus jugadores hasta el último de mis días, incluso cuando yo sufra más por esa camiseta que ellos mismos. Me guste o no soy de esos que cuando me nombran a la selección pienso en vosotros, en los que vestís de rojo sobre ruedas. No queda otra que mirar con canguelo al pasado recordando triunfos y diciéndome “cualquier tiempo pasado fue mejor”. España fue, es y será una potencia del hockey patines, y aunque algunos no lo recuerden ¡Somos campeones de Europa!

FOTO: Juanjo Vinya - RFEP

130142249_4519762128147152_7955907667911
Unknown.jpeg
Captura de pantalla 2022-11-18 a las 13.46.54.png