4rodes-logo-white.png

El Calafell gana al Reus en un amistoso atípico

El encuentro finalizó a falta de 2’46” por disputar

Calafell y Reus Deportiu se enfrentarían en un partido amistoso de pretemporada. El encuentro finalizó con un marcador favorable a los del Joan Ortoll de 5-3. El duelo empezaría con los jugadores de ambos equipos dejando un juego muy energético que se fue apagando conforme el cansancio y el calor dejaban marca.

El encuentro empezó con un gol de Uri Palau cuando apenas se había consumido el primer minuto de juego. Unos pies en el área del Reus le darían una oportunidad a los locales desde el punto de penalti en el minuto tres. Jan Escala resolvería con poca fortuna la acción a pelota parada. Las ganas de hockey de los verdiblancos se volvieron a plasmar en un chicharro de Sergio Miras que terminó en gol, mientras se cumplía el primer cuarto de hora de partido. El propio Miras vio como le anulaban un gol justo después, al levantar y picar, la pelota se levantó por encima de lo permitido. Joan Salvat sería el encargado de recortar distancias en el minuto 21. Con el 2-1 en el luminoso se llegó a la media parte.

La segunda parte empezó sonriendo a los del Baix Camp. En los primeros seis minutos los de Jordi Garcia tuvieron un palo de Raul Marín y el gol que pondría el empate. El tanto llegó a manos de Marc Julià quien levanto y picó la pelota entre las piernas del nuevo guardameta del Calafell, Gerard Camps. En la primera acción de los locales tras recibir el gol Martí Casas mandaría la pelota al larguero. El propio Casas se reivindicó tres minutos después marcando un tanto que despertó la polémica y los primeros cruces de palabras entre miembros de uno y otro equipo. Tras un chute a la madera de Gelmà, Casas aprovecharía para poner el cuarto del equipo. A falta de cuatro minutos Casas volvería a anotar subiendo el quinto gol.

Mientras el Calafell tenía el farolillo rojo de las faltas encendido, Raul Marín y Uri Palau cruzaron una discusión que acabó con la bronca de Ferran Lopez al capitán de su equipo. Tras esta situación Jordi Garcia comentó su voluntad de que el encuentro finalizase en ese mismo momento. Así fue, cuando el marcador anunciaba que faltaban 2’ y 46” por disputar sonó el pitido final con un ajustado 5-3.


La otra anécdota del partido la dejó Gerard Camps. El guardameta que disputaba sus primeros minutos con el Calafell lucía en su camiseta el nombre del antiguo guardameta del club, Xano Edo


.

130142249_4519762128147152_7955907667911
Unknown.jpeg