4rodes-logo-white.png

Un partido para olvidar deja a España fuera de la final

España y Argentina se enfrentarían en un trepidante partido por la plaza restante en la final de los World Roller Games. Argentina sería la rival del que saliera ganador de este duelo por el título.

La primera parte fue de lo más pareja, y hasta el último minuto ninguna de las selecciones no lograron meter la pelota en la portería, esto acabaría con un gol de los de Domínguez que mandaría a los jugadores al vestuario con un escueto cero a uno en el luminoso.

La segunda parte comenzó encaminada para los lusos que conseguirían poner las tablas a manos de Alves. El segundo gol de los portugueses no tardaría en llegar, en esta ocasión anotado por Rodrigues. El colegiado pasó a tomar el protagonismo en el encuentro tras no ver un claro penalti sobre la roja. Casanovas se posicionaría en el punto de penalti dispuesto a tirar, sin suerte ninguna el jugador no materializó. La décima falta dio una doble oportunidad a los portugueses ya que se mandó repetir por capricho del árbitro. Otra vez acercó como un imán los focos el árbitro, otro penalti al que dio la espalda despertó el enfado de toda la plantilla española. Ignacio Alabart devolvía la ilusión al Palau a falta de un minuto y medio devolviendo el empate al marcador. Con el dos a dos los aficionados ya esperaríamos la prórroga. A falta de 44 segundos, Portugal conseguiría cerrar el partido marcando el cuarto para sus filas a una España descompuesta. Con el 4-2 y una imagen de nuestra selección pocas veces vista acabaría el partido.

La primera parte de la prorroga tuvo pocas ocasiones relevantes, pero al comenzar la segunda un gol de los portugueses les metería un pie en la final. Pau Bargalló no aprovecharía la decima falta de los rivales para igualar el marcador a falta de cuatro minutos.

FOTO: POL BENACH

130142249_4519762128147152_7955907667911